Viviendo dentro de un monasterio en Cádiz


Así
 de loco e inesperado son las cosas que te pueden pasar mientras estas viajando. 

Resulta que cuando estábamos viajando por Málaga, nos llega una invitación para ir a pasar un fin de semana a Cádiz. Dijimos buenísimo, justo cuando tenemos que irnos de Málaga, ya tenemos el tema del alojamiento cubierto para cuando vayamos a Cádiz. 

La sorpresa fue cuando llegamos a Cádiz, lo que nunca nos íbamos a imaginar, el hotel era un ex monasterio de hace cientos de siglos. 



Una vez que llegamos tuvimos un breve tour por el lugar donde nos fueron contando la historia del lugar. Nos estuvieron contando que el convento está construido desde el siglo 17 y que en su momento además de ser convento, era punto de encuentro de la comunidad, donde la religión, la cultura y la literatura eran moneda corriente. 

Lamentablemente el tiempo que tan bien nos había tocado en Málaga, en Cádiz no estuvo con nosotros. Los 2 días que estuvimos en la ciudad se la pasó prácticamente lloviendo todo el tiempo, salvo algunos ratos en los que dejaba de llover mucho para llover casi nada. 



En esos tiempos libre de lluvia, estuvimos recorriendo la costanera de la ciudad. Notamos a diferencia de Málaga, como aquí el mar golpeaba mucho más fuerte. También fuimos al castillo de San Sebastián que un poco nos hizo recordar a la muralla de Xian en China, ya que se podía estar caminando por encima de ella.  
 
El resto del tiempo lo dedicamos a recorrer lo poco que pudimos de la ciudad hasta que el chaparrón de agua se hacía cada vez más fuerte y nos hacía encerrarnos de nuevo en el monasterio. 

 
Seguramente con mejor tiempo y con calor, en época de verano Cádiz subiría muchos escalones en nuestra consideración. 

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

Deja un comentario