Visita Express en Hong Kong


Salimos de Macao y después de un viaje de un poco 
más de una hora en ferry llegamos a Hong Kong. 

 Habíamos leído y escuchado mucho de Hong Kong, además, sería la primera impresión y nos serviría como punto de entrada para ya estar completamente metidos en el mundo chino por lo que teníamos muchas ganas de estar ahí.  

Al igual que hicimos con Macao, voy a contarles un poco de la historia de HK. 
 
En el año 1842 HK paso a formar parte y ser una colonia más de Inglaterra. HK fue y sigue siendo un punto crucial en el mapa ya que permite el transporte marítimo a nivel mundial. 
HK dejo de ser una colonia inglesa en el año 1997 y se consolido como un territorio administrativo independiente de China ya que cuenta con su propio gobierno y sistema económico, de la misma manera que funciona Macao. 

En un comienzo estaba poblado en su gran mayoría por campesinos y pescadores, pero con el paso del tiempo se convirtió en uno de los lugares más importantes a nivel mundial en lo que se refiere a las finanzas. Grandes empresas, bancos se instalan en HK debido a sus leyes e impuestos.  

Los idiomas oficiales son el inglés y el chino. 

Cuando hablamos de HK, como nos pasó a nosotros en un principio pensábamos que solo estábamos hablando de una isla, pero no es así. El país está dividido en 18 distritos y entre los más importantes y los que siempre escuchamos nombrar y más turísticos encontramos – Las islas de los Nuevos Territorios, Kowloon, y Hong Kong Island. 

Kowloon es la isla más “mochilera” donde están los alojamientos más baratos y llena de negocios. Es donde la mayoría de las personas va a trabajar. Están los mercados nocturnos y donde la gente vive el día a día. 

Hong Kong Island tiene el distrito financiero, donde se encuentran los bancos, empresas y embajadas de los distintos países.  
 
Para cruzar de isla a isla es muy fácil, te acercas hasta alguno de los múltiples muelles que podés encontrar y por 0,50 centavos de dólar podés hacer el cruce que no lleva más de 10 minutos. 


Nuestro plan original era quedarnos unas 3-4 noches en la isla de Kowloon y desde ahí primero hacer los trámites en la embajada china para obtener la visa para su país y después si recorrer un poco el país. 

Pero como todo en la vida de un momento a otro las cosas cambian y dan un super giro. 

Resulta que ya el 1er día que llegamos le avisaron a Maru que tenía la posibilidad de hacer un crucero en Panamá. Si en la otra punta del planeta por unos 10 días. 

Después de varios días y luchas, finalmente pudo hacerlo y cambiamos los planes. 

En los días que estuvimos juntos aprovechamos para recorrer un poco de la ciudad, caminamos por los sectores más turísticos, entramos a miles de negocios para comprarnos un par de zapatillas deportivas, vimos muchísimos modelos muy buenos, pero ninguno nos terminó de gustar. 

Encontramos un lindo lugar donde pudimos comer una pizza muy rica, o bueno, después de varios meses sin comer pizza, nos pareció que estaba muy buena. 

Entramos a uno de los MC Donalds más modernos que se pueden encontrar en todo el mundo. 

Caminamos por el parque de las estrellas. Es un parque que queda sobre la costanera donde te podés encontrar estatuas de grandes actores nacidos en el país. 


El más importante es Bruce Lee, si el famoso actor y maestro de artes marciales, era nacido en HK. 

Por la noche hicimos todo lo que había que hacer y fuimos a la costanera a esperar el famoso show de luces que refleja en todos los edificios. Si estas en el lado de la isla de Kowloon vas a tener una mejor vista, ya que el show sale desde los edificios que están sobre la isla de Hong Kong. 

Dormimos en los famosos hoteles que pueden encontrar en todos los blogs de viajes de mochileros, la verdad que íbamos con un poco de miedo por todos los comentarios que leíamos de las personas que se habían quedado. 

Nosotros si bien nos encontramos con una mini habitación en la que casi no entraban 2 personas con su mochila, no nos pudimos quejar ni nada. 

Por falta de tiempo y por andar a las corridas no falto subir al monte victoria para tener una de las mejores postales de toda la ciudad. 


De todos los países en los que estuvimos, en HK fue donde encontramos que los precios de los productos electrónicos son los más baratos que vimos. Eso sí, tengan mucho cuidado si deciden comprar electrónica porque la gran cantidad de vendedores de productos falsos es increíble. Ya en la puerta de Apple, había vendedores vendiendo los mismos teléfonos que se podían encontrar adentro casi al 50% menor en precio. 

 Lamentablemente mucho mas no les puedo contar de HK, pero si es un gran destino y creo que para todo aquel que vaya a China, hacer una especie de a climatización en HK de unos días ayuda mucho para enfrentar al gran gigante asiático

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

Deja un comentario