Romeo y Julieta en Verona


La ciudad de Romeo y Julieta. Era lo 
único que sabía de la cuidad que estábamos yendo a visitar. 

Me acuerdo que alquilamos una casa gigante por airbnb a unos 20 minutos del centro de la ciudad, pero valía la pena para tener toda la tranquilidad que queríamos. 

Llegamos a la nochecita, por lo que esa misma noche no me acuerdo si comimos o no. 
 
En la mañana siguiente después de ordenar un poco e ir al supermercado, nos fuimos obviamente caminando a conocer la ciudad, aunque me parece que esa primera vez fuimos en colectivo para orientarnos un poco. 

Me acuerdo que el colectivo estaba lleno de chicos que iban a estudiar y en un momento pasamos por una universidad donde se bajaron todos. 
 
Lo loco de tomarse un colectivo en Europa que es que cada uno tiene que hacerse responsable de sacar el boleto. El chofer no te va a decir nada si no lo sacaste. La mayoría de los europeos se suben sin pagar el boleto, jugándose a que no suba ningún guarda a controlarlo. Otra particularidad es que podés subirte por adelante, el medio o el final del colectivo. 


Bueno basta de colectivos, lo primero que vimos cuando bajamos fue un super anfiteatro que sigue en pie desde la época de los romanos. Justo cuando fuimos nosotros estaban reparándolo si no hubiera estado bueno poder entrar ya que la entrada era gratuita. 

Seguimos caminando y llegamos a una de las calles principales de la ciudad. Una peatonal, de nuevo, llena de negocios de esas marcas que te salen un ojo de la cara, aunque sea comprar un pañuelo. En un momento caminamos, caminamos hasta que llegamos a un río. Si hablamos de Verona tenemos que saber que el río que cruza la ciudad es el famoso rio Adige, siendo el segundo más largo en toda Italia después del Po. 

Entre tantos puentes que hay para cruzar de lado a lado de la ciudad el más famoso es el Castelveccio. Es un puente todo de piedra de hace millones de siglos que sirvió en su momento como línea defensiva para frenar los ataques de los invasores externos. Se puede ver en la estructura del puente como están las torres defensivas construidas para ver a la distancia a los atacantes. 


Siguiendo camino por la ciudad otro día sin querer queriendo terminamos en la casa de Julieta. 

Si estábamos en Verona, ir a conocer el balcón y el lugar donde estuvieron Romeo y Julieta, era algo que si o si queríamos hacer. 

Si la miras desde la vereda es una casa normal sin nada que destacar, aunque siempre vas a notar cientos de personas esperando para entrar y sacarse una foto. Una vez que se cruza la puerta de entrada, sobre el costado hay una pared donde hay montón de cartas de amor o pedidos de amor de personas esperando conocer al amor de su vida, pidiéndole a Julieta que les  una mano. Porque no se lo piden a Cupido, es algo que todavía me sigo preguntando hoy en día. 
Ya dentro del lugar si se puede ver el balcón que dicen fue donde estaban los enamorados y en un patio hay una estatua de ella, que, según la leyenda, hay que tocarle la teta derecha para tener al amor de tu vida. Creer o reventar como dice el dicho. 


También en Verona, un mediodía nos pasó la única situación no tan agradable de todo el viaje. Teníamos ganas de comer algo rico, y elegimos un lugar donde dentro del plato del menú del día había ñoquis. 
Nos sentamos nos trajeron el menú, comimos, la verdad no eran nada de otro mundo y al momento de pagar vemos que nos estaban cobrando de más. Resulta que en este lugar además de la propina ya incluida te cobran por el servicio. ¿Qué quiere decir esto? que te cobran por el hecho que el mozo agarre el plato dentro del restaurante y te lo lleve al a mesa. Una locura. Después de unos minutos de discutir finalmente terminamos pagando lo que nos decían, pero les dejamos un regalito escrito en los menús para que se acuerden de nosotros. 

Así entre historias de amor, ñoquis caros, y caminatas entre puentes se fueron pasando los días que estuvimos en Verona.  

 

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

Deja un comentario