Paseo en bote por Tam Coc

Dejamos las motos de Hanoi y nos fuimos para Tam Coc. 

La verdad que ni Maru ni yo teníamos ganas de ir a Halong Bay pero leyendo en los blogs, nos enteramos que a Tam Coc se la conoce como la Halong Bay en tierra. Vimos en el mapa donde estaba ubicada y nos venía perfecto dentro del viaje que teníamos planificado, ya que estábamos viajando de norte a sur del país.   

Salimos cerca de media tarde de Hanoi y en unas 3 horas ya estábamos en Tam Coc, o eso creíamos. Habíamos leído y escuchado de la mala fama que tienen los conductores de micros de larga distancia con los extranjeros. Y ya en el primer viaje que hicimos mostraron su hilacha. Serian cerca de las 8 de la noche y el bus donde estábamos viajando llega a una ciudad al costado de una autopista. Con Maru nos miramos y veíamos que esto no tenía nada que ver con lo que habíamos visto en fotos de Tam Coc. 

Resulta que los conductores como tenían que dejar personas en la ciudad de Ninh Binh, que es el pueblo fuerte y principal de zona, hicieron bajar a todos ahí mismo. Nosotros al darnos cuenta de esto, le dijimos que no, que no íbamos a bajar ahí, porque nos querían hacer pagar un taxi hasta Tam Coc. 


Después de una discusión de un par de minutos donde hasta llamamos por teléfono a la persona que nos había vendidos los pasajes para que se haga cargo de la situación, de mala manera aceptaron y nos tuvieron que llevar hasta el pueblo de Tam Coc a nosotros solos. 
Consejo, Pónganse firmes y si ustedes compraron un pasaje de bus que dice que tienen que ir hasta Tam Coc, háganlo valer porque si no la mayoría los hará quedar en Ninh Binh y después tendrán que ir en taxi hasta Tam Coc pagando lo mismo o aún más del precio del ticket que compraron desde Hanoi. 

 Finalmente llegamos tarde a la noche, compramos unos noodles para comer con unas galletitas y nos pusimos a dormir. No se preocupen por tener reserva de hostel ni nada porque apenas ponen un pie debajo del bus que los trae, hay un montón de personas con folletos de hostels de la zona y ustedes van a elegir el que más les guste y hasta tener alguna rebaja en el precio. 

 En la mañana siguiente, salimos a recorrer la única calle principal del pueblo que desemboca en una especie de puerto desde donde salen la mayoría de los botes que hace el recorrido por el río. 

Aquí está la casilla donde está escrito el precio del alquiler el bote, pero además hay que pagar una especie de impuesto por estar dentro de un parque nacional. 

En total unos 17 dólares. 

El paseo tiene una duración de maso o menos unas 3 horas. 

Además de unas vistas hermosas del río y de las montañas de piedra que están alrededor, que lo hacen parecen a Halong Bay, una de las mayores atracciones es el método que tienen los remeros de remar los botes. 


A diferencia de creo el 99% de las personas, ellos no reman con las manos, sino que van sentados en una especie de banco más alto que el bote y van remando con sus piernas. 

Dicen que es mucho menos cansador y además aprovechan para tener las manos libres para usar el teléfono, fumar, tomar o comer. 

El paisaje es hermoso. A los costados del río se pueden ver los campos de arroz en todo su esplendor y además se pasa por debajo de unas cuevas. Si mal no recuerdo son 3 en total y cuando se llega a la última es el momento de empezar la vuelta. 

Como en todos lados, cada vez que el bote frena, otros botes con personas vendiendo cualquier cosa se te van a acercar para tratar de venderte algo. 

Mi consejo es que te lleves tu propia botella con agua, y más si vas a hacer el tour cercano al mediodía o por la tarde. Nosotros lo hicimos cerca de las 9 de la mañana para que el calor no sea tan intenso y la llevamos bastante bien. También siempre tratamos de hacer las actividades temprano a la mañana para evitar cruzarnos con los bus turísticos llenos de chinos que vuelven loco todo con sus ruidos y gritos. 


 En si más allá del tour por el río en Tam Coc, no hay mucho más que hacer. 

 Si querés poder alquilar unas bicicletas o motos e ir haciendo el mismo recorrido que hace el bote por el río, pero por unos caminos rurales que van bordeando al río hasta algún lugar donde no se pueda pasar más. 

 Nosotros cuando volvimos nos dedicamos a aprovechar el wifi del hostel donde estábamos parando para bajar películas y algunos capítulos de alguna serie y esperar de nuevo el bus que nos llevara hasta el siguiente pueblo en nuestro viaje por Vietnam.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

Deja un comentario