Milano, mi primera ciudad en Europa


Quien iba a decirme que la primera ciudad europea que iba a conocer en mi vida fuera Milano.
 
 
Siempre había escuchado hablar de la ciudad por los clubes de fútbol que tiene la ciudad, Milan e Inter, también obviamente por ser considerada la capital europea de la moda, pero nunca pensé que fuera a ser la primera ciudad en Europa que visité 

Después de un vuelo desde Tokio, haciendo una escala corta en Abu Dhabi, llegamos a Milano.  



El primer shock que tuvimos apenas bajamos del avión, fue poder entender las letras del alfabeto. Habían pasado muchos meses en los cuales no podíamos distinguir que querían decir los carteles en la calle, viniendo de países asiáticos donde tienen otro tipo de escritura donde todo era muy complicado de entender, el entender un cartel aveces es más una lotería que algo cierto. 

 Llegamos a la estación de trenes y podíamos entender sus carteles, si lo vuelvo a repetir por que fue algo mágico para nosotros. Otra cosa graciosa que nos pasó, fue que no sabíamos en que idioma hablar con la gente. Acostumbrados a hablar en ingles todo el tiempo, no sabíamos si hablarles en inglés, en español o intentar en italiano. Finalmente era una mezcla de todo, pero todo llegaba a un final feliz.  

Después de ir hasta el airbnb que habíamos alquilado, dejar las mochilas, subirnos al subte, o metro como le dicen en Europa, tuvimos, o bueno, tuve mi primera vez en una ciudad europea.  

Saliendo del subte subimos las escaleras de la estación del Duomo de Milano y no lo podía creer. Maru siempre me dice que se moría de risa al ver mi cara. Según ella, estaba con la boca abierta por las italianas, puede ser que sea así, pero también por estar en otro continente y estar en mi primera ciudad en Europa, algo que siempre había querido hacer, pero nunca había podido hasta ese momento. 


 Llegamos en época de mercados de navidad, por lo que era un loquero de gente, yendo y viniendo por todos lados. Alrededor del duomo de Milano había un mercado tan grande que si querías recorrerlo todo tenías que pasar horas. 

Volver a ver comida de verdad, como le llamo a la comida occidental, creo que fue la mayor alegría que tuvimos. 

 También leer todos los carteles de comida y recordar los cuentos que siempre me contaban mis abuelos sobre los viajes que hicieron a Italia y los nombres de las comidas fue una sensación muy linda de tener. 

 Como siempre digo y parece que fuera lo único que hacemos, dedicamos los días en la ciudad a caminarla. Como estábamos un poco lejos del centro, nos tomábamos el subte (yo le voy a decir siempre subte) hasta el centro de la ciudad y desde ahí empezábamos la recorrida.  


Visitamos varias iglesias, pasamos por la puerta de varios museos, siempre todo gratis. Tengo la postura que no voy a pagar ni hacer algo que no me interesa por el solo hecho de hacerlo por estar en otro país. Si en Argentina no lo haríaporque lo tendría que hacer solo para la foto del instagram. 


Entramos al duomo, pasamos por la puerta del museo de Leonardo Da Vinci, también el monumento a Vittorio Emmanuele, un arco del triunfo por donde paso Napoleón y hasta un día fuimos a conocer el estadio de futbol de la ciudad, el San Siro o Giuseppe Meazza. También recorrimos el naviglio, que es una especie de costanera donde hay muchos bares y la gente se reúne a tomar un aperitivo previo a cenar.  


Aprovechamos para darnos el gusto de comer pizza, pero la verdad después de probar varias llegamos a la conclusión que como la pizza argentina no hay otra en el mundo. La pizza por lo menos la que probamos en Milano, era más un estilo prepizza, con una cantidad de tomate y queso ínfima, nada que ver con las cantidades industriales de estos ingredientes que comemos nosotros. Aunque cabe destacar que, en Italia, al no ser tan grande y tan cargada la pizza, la gente come una pizza entera por persona.  

También dedicamos tiempo para decidir como serían los próximos pasos a dar, ya que en una primera idea queríamos conocer como 30 ciudades, algo imposible, bueno si queríamos estar 1 o 2 días en cada ciudad si, por lo que tuvimos que decidir bien los pasos a seguir.  

Como primera ciudad en Europa debo decir que Milano aprobó con un 10/10. 

 

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

Deja un comentario