Macao – el Mónaco y Las Vegas asiático


Macao con casino es de otro planeta.

Pero primero lo primero, un poco de historia. No es de estos días que se puede apostar en la región, sino que desde la década de 1850 los portugueses dieron el OK y legalizaron los juegos de apuestas en el territorio autónomo. 

Hoy en día, el 50% de los ingresos de todo Macao provienen o tienen alguna relación directa-indirecta con las apuestas. Desde los propios casinos, hasta los hoteles, los restaurantes y la gran cantidad de turismo que viene desde distintos lugares del mundo. 

La mayoría de los apostadores vienen desde China Central y luego de los países de la región y Australia. En China y Hong Kong están prohibidos los juegos de apuesta, de ahí que la gran mayoría de los apostadores vengan de esa región 

En total hay 36 casinos en todo Macao dividido en varias zonas. Los más importantes los podés encontrar en la zona de la Península y en la isla de Taipa. 

Nosotros estuvimos quedándonos en un hotel casino que dentro de todo lo que pudimos visitar no era de lo mejorcito, de ahí el muy buen precio que pagamos en relación a lo que cuestan las habitaciones en cualquiera de los restantes casinos en la isla. 

Estaba bien el hotel, pero se lo notaba un poco viejo. 

Para poder moverte entre casino y casino y de paso aprovechar para hacer turismo y conocer todas las atracciones que hay en Macao, la mejor manera es acercarse hasta las paradas de los Free Shuttle Buses, es decir, los buses gratuitos que conectan los hoteles-casinos.  


En algunos casos vas a tener que cambiar hasta dos veces de buses para llegar a destino, pero que te importa, si estas disfrutando de un hermoso lugar y estas viajando gratis.  
Nosotros lo utilizamos siempre y no hubo ningún tipo de problema. Nadie te pregunta nada, solo te subís, esperas que salga y disfrutas de las vistas desde arriba del bus.  
 
Si vas a cruzar entre las islas, vas a estar por encima de alguno de los puentes que las conectan. Recomiendo que lo hagas tanto de día como de noche para notar las diferencias que se pueden ver. 

De día generalmente hay una especie de bruma que hace que el cielo no se note tanto y tenga un color medio gris, pero de noche se empiezan a ver poco a poco como los casinos van iluminándose y formando un gran show de luces. 


Algunos de los casinos están ambientados de distintas maneras. Parece que estas navegando los canales de Venecia arriba de alguna góndola, en algunos estas en el medio de Nueva York y si salís a la calle te podés encontrar con el arco del triunfo y la torre Eiffel. 

Dentro de los casinos, no todo es apostar. 

Además de ser casinos, hoteles, vas a encontrar montón de cadenas de negocios para comprar, desde las marcas más caras hasta algunas con precios más normales. 

Lo que nos pasó a nosotros es que no sabíamos que comer un par de noches, entonces fuimos hasta uno de los casinos y compramos comida en el snack bar previo a la entrada a uno de los complejos de cines. 

También aprovechen las ofertas que pueden encontrarse respecto a chocolates. QUE RICO!!!! 

El tamaño de los casinos va variando por lo poco que entiendo de acuerdo a la antigüedad y la arquitectura de los mismos. 


Los más viejos son más chiquitos, pero a medida que vas notando los nuevos casinos te podés encontrar con unas moles de cemento gigantes que te van a dejar con la boca abierta. 

La entrada a los casinos y el poder apostar es para mayores de 21 años, no como en Argentina que es para mayores de 18. 

Por otro lado, la propia entrada es libre y gratuita. 

Podes estar caminando entre medio de los casinos libremente que nadie te va a decir nada. Lo mismo ocurre con la vestimenta. Nosotros entramos con remera, musculosa, ojotas que nadie nos dijo nada.  

Como un excelente consejo, les recomiendo que cuando estén en los casinos, cerca de las mesas donde haya jugadores presten atención que siempre van a encontrar unos canastos con mini botellitas de agua mineral gratuita. 

Nosotros nos guardábamos un par en la mochila y luego la poníamos en la heladera para tomarla. 

Siempre hay que estar atento a estos pequeños trucos. 

La verdad que tenía ganas de jugar alguna que otra vez en alguna de las maquinas, pero no entendí el tipo de moneda que usan, por lo que me quedé con las ganas. 

Mas allá que no apostamos, y solamente nos dedicamos a pasear y mirar dentro de los casinos, visitar Macao sin apostar también es un gran plan. 

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

Deja un comentario