Hoi An, de día y de noche


Los 
días van pasando y ya estamos por el centro de Vietnam. 

 Después de pasar unos días en Hue, llegamos a la ciudad de Hoi an. 

  Sabíamos que Hoi an es una ciudad más grande que Hue, y donde íbamos a encontrarnos con más lugares por visitar y conocer, pero además venia con la sorpresa que a un par de kilómetros podíamos tirarnos en una playa de arena a relajarnos y meternos al mar. 

 No me acuerdo bien a qué hora llegamos al hostel, pero creo que era no muy temprano en la mañana,igualmente era un  horario en que no podíamos aun hacer el check in dentro de la habitación, pero si dejar las mochilas. 

Por suerte, el 99% de los hospedajes cuentan con bicicletas para poder usar sin costo. 
 
Como estábamos a unos 10 minutos andando nada mejor que aprovecharlas, hacer un poco de ejercicio y empezar a conocer la ciudad sobre ruedas. 

No fue nada difícil llegar al centro de la ciudad, todo estaba señalizado de manera que era imposible perderse. Y casi sin darnos cuenta estábamos en la ciudad después de esquivar un par de curvas y sentirnos en un auto de formula 1. 

Las bicicletas se pueden dejar en casi toda la ciudad sin ningún tipo de problema. Lo que les aconsejo es ponerle algún tipo de distintivo para poder encontrarla cuando vuelven porque pueden confundirse y querer llevarse otra que sea parecida. 

Muchas tienen un cartel con el nombre del hotel, otras algunas líneas de colores o alguna cinta para recordarla. 

 Durante el día, la ciudad es una ciudad más, tranquila, con tours yendo y viniendo, entrando a los lugares y escuchando distintos idiomas que salen tanto de los altoparlantes de los guías como de los vendedores de los negocios. Negocios de comida, de esos que salen 1 dólar hasta los que tienen los super restaurantes que dejas el ojo de la cara para comer. 


 Esta la opción de comprar una entrada para conocer el “barrio antiguo”. Habíamos leído que no valía la pena hacerlo, pero nos pareció que el precio estaba bien y queríamos verlo. Comprando esta entrada se pueden entrar a unos 10 lugares distintos, dentro de este recorrido histórico. 

La verdad que después del segundo lugar al que entramos, nos miramos y nos preguntamos para que las habíamos comprado porque no valían la pena nada de nada. 

Los lugares eran casas que en su momento eran importantes pero una vez que entrabas estaban completamente vacías o sin información de la misma. 

En algunos casos es mejor seguir los consejos de las personas que anteriormente escribieron. 

Si bien el ticket cuesta unos 5 dólares y tiene una duración de 24 horas desde el momento en que entran a la ciudad antigua, con esos 5 dólares pueden aprovecharlos en una rica cena y estarán más contentos. 
 
Al ser una ciudad reconocida por la UNESCO hay muchos lugares pintorescos, uno de ellos es el puente japones. Un puente que tiene arquitectura tanto francesa, vietnamita y japonesa. 

 Otra actividad que se puede hacer durante el día en Hoian es andar en bici unos 20 25 minutos y llegar a la playa. 

Llegar a la playa es muy fácil desde el centro de la ciudad. Van a llegar a un punto donde se terminar la calle principal que viene desde el centro de la ciudad y se va a formar una especie de +, siendo la calle que la atraviesa la que te lleva a la ruta fuera de la ciudad. 



Si siguen derecho van directo a la playa. ¿Como se van a dar cuenta que es el camino correcto? Porque van a ver montón de camionetas-taxi llevando y trayendo gente en esa misma dirección. 

Una vez que se llega a la playa hay que pagar un parking para la bici.  

Antes de llegar hay un par de lugares para comer que tiene precios baratos y son muy ricos. 

Ya en la misma playa, sino quieren una sombrilla y reposeras pueden tirarse a la arena que nadie les va a decir nada, pero si quieren estar protegidos del sol y sentarse con una mínima consumición puede quedarse todo el día relajándose. 

El mar es con olas, ideal para mí, no para Maru, y aunque el día este nublado como nos tocó a nosotros, igualmente se aprovecha el fresco el agua.  

Durante la noche la ciudad cambia por completo.  

Todas las luces, todos los colores y toda la gente que durante el día estaba de excursiones o dando vueltas por ahí, se junta y camina por toda la ciudad. 

De noche es un poco más difícil andar en bici porque hay que estar esquivando a las personas, pero nada de qué preocuparse. 

Eso sí, es mejor cuando hay menos personas, bajarse y caminar con la bici al costado, estacionarla en algún lugar que no sea molesto y caminar. 

Todos los negocios durante la noche prenden las “linternas” como le dicen ellos a unas lámparas con una tulipa carácter rustica de la zona de color rojo y queda toda la ciudad bañada de este color. 

Cientos de personas se reúnen alrededor del rio para hacer la liberación de estas linternas, de la misma manera, que liberamos los globos en navidad o año nuevo. 

 La verdad que es mucho más linda de noche que de día la ciudad. 

Tiene un ambiente muy tranquilo, relajado que hace que te den ganas de quedarte varios días. 

Después de unas 3 4 noches en la ciudad, nos tocaba el turno de hacer un viaje de 12 horas para llegar a la ciudad de Nha Trang. 

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

Deja un comentario