Conociendo Taichung


Taichung
 es la tercera ciudad más grande de Taiwán y se encuentra en la parte central oeste del país. Durante toda su historia fue una ciudad, una región, que estuvo bajo el régimen de los japoneses, por lo que no es muy difícil notar la influencia de los mismos tanto en su comida, como su cultura, religión, arquitectura. 

 Llegamos a un super hostel de un amigo del dueño del hostel donde habíamos parado en Taipéi y nos trataron como si fuéramos los reyes de Argentina. 

Apenas hicimos el check in, nos dijeron que nos preparáramos porque nos iban a llevar a un par de actividades para recorrer la ciudad, los alrededores y probar los mejores platos de la región.  

La misma tarde en que llegamos fuimos a un local muy muy top a probar un montón de platos que no teníamos ni idea la existencia de los mismos. 


Desde huevos de colores raros, hasta unos platos con vegetales que nunca habíamos visto, tempura, pero lo más loco fue que el acompañamiento fue con el famoso Te con leche con burbujas de azúcar que es mundialmente conocido y proviene de Taiwán. 

Esta bebida, no es más que Te con Leche y unas especies de pelotas de azúcar como si estuvieran con gelatina, pero los asiáticos se vuelven locos por probarlo. 

En los mercados nocturnos, y no solo en ellos, es notable la cantidad de personas que hacen fila en las cadenas de locales que lo venden. 

Ahora que estoy escribiendo esto me acuerdo que en Melbourne debe ser la bebida que más se consume por encima de la cerveza. 

 Después de la especie de almuerzo/merienda que tuvimos, nos llevaron un par de kilómetros fuera de la ciudad para conocer la “atracción” de la ciudad que es una especie de pasarela donde podés caminar por una zona del rio cuando hay marea baja. 

Se la conoce como GaoMei Wetland. 


Llama la atención por la gran diferencia que hay entre mareas. Cuando la marea es baja, se forma una especie de espejo de agua donde se puede caminar sin ningún tipo de problema. Eso si cuando hay marea alta es imposible hacerlo. 

Con la marea baja, se puede caminar y encontrar cangrejos, pájaros, y todo tipo de bicho que aprovecha la baja marea para alimentarse. 

Este es un punto que es conocido por considerarse romántico para las parejas taiwanesas ya que ellos consideran a los molinos como símbolo de amor, por lo que no es raro encontrarse novios haciéndose el book de fotos para subirlo a instagram o para tener alguna foto para escribir un post sobre el lugar. 

El mejor horario para ir es cuando empieza a bajar el sol y el atardecer se hace presente. En este horario se pueden sacar muy buenas fotos ya que el sol empieza a perderse en el horizonte y todo el cielo se pinta de naranja. 
 
Los fines de semana por la noche en el parking se crea una especie de mercado nocturno, donde se reúne la gente a disfrutar de la fresca que viene de estar cerca del mar. 

Chequear cuando hay marea alta y baja para no hacer el viaje y no poder meterse en el espejo de agua. 

 De vuelta en la ciudad, se dice que Taichung cuenta con el mercado nocturno más grande de todo Taiwán. 

Nosotros estábamos cerca de un mercado y era grande, así que casi seguro que era este. 


Como en todos los mercados, podes encontrar todo lo que se te ocurra. Comida, ropa, electrónica, lo que sí, esto no es el Sudeste Asiático, por lo que el regateo es algo casi imposible de hacer.  

Durante el día es una ciudad tranquila que se puede recorrer a pie sin ningún tipo de problema. Lo lindo que tiene es que uno puede ir caminando y se encuentra desde templos, hasta personas haciendo el ritual de quemar dinero ficticio para la buena suerte y porque no un super osito de peluche de Taiwán gigante esperando para que alguien se lo lleve. 


 A la vuelta del hostel donde estábamos parando, estaba el barrio de los artistas donde podías ver los talleres trabajando en artesanías, ropa, de todo un poco y las paredes de las casas pintadas. A este barrio se lo conoce como “Rainbow Place”. 

Creo que en Taichung encontramos la mayor cantidad de peluquerías por habitante que puede existir en todo el mundo. Sin exagerar había más de 3 peluquerías por cuadra y lo más sorprendente es que todas estaban con clientes.  

Después de algunas noches en la ciudad, seguimos rumbo sur oeste para dar toda la vuelta al país. 

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

Deja un comentario