Chaing Mai, un clásico del norte de Tailandia


Si hay una ciudad que es conocida en el norte de Tailandia esa es Chiang Mai.


Ubicada en una zona estratégica, sirve como base para visitar las ciudades vecinas de Chiang Rai y Pai.
También dado que el norte de Tailandia suele ser mucho más barato que el centro y el sur, sirve como base de trabajo para los nómadas digitales que en la ciudad encuentran buenos servicios digitales, precios de hospedaje y comida muy accesibles. Es muy común ver más que nada por la mañana en los bares más modernos a los extranjeros trabajando en sus computadoras con un tazón de café. Se dice que la ciudad es la ciudad hípster de Tailandia.  

Chiang Mai siempre va a estar llena de turistas, vas a encontrar a los grupos de personas haciendo como una especie de vía crucis por los distintos templos que vas a encontrar en cualquier rincón de la ciudad. Después de un rato vas a terminar cruzándote a las mismas personas que están haciendo lo mismo que vos más de una vez. Parece que antiguamente había un espacio vacío sin edificar y ya que estaban levantaban un templo.  

Si alguien alguna vez hizo un censo de la cantidad de templos que podés ver en la ciudad deben ser mas de 200 y seguramente no te alcancen los días de una semana para poder visitarlos a todos. 

Vas a tener que ser selectivo y elegir los que más te llamen la atención haciendo un poco de investigación previa. También podés ir hasta alguna de las casas de información al turista y pedir algún mapa donde claramente vas a encontrar remarcados los templos más importantes dentro de la ciudad.

 Chiang Mai la podés dividir en dos grandes zonas. La ciudad amurallada o ciudad vieja, es donde están la mayoría de los templos antiguos obviamente dentro de la muralla que protegía la ciudad de cualquier agresión externa y la ciudad moderna que es la que se construyó alrededor de los muros de la ciudad. 

Hoy en día, la muralla sigue en pie y para poder entrar a la ciudad vieja lo podés hacer por cualquiera de las 4 puertas de entrada que hay a lo largo del mismo. Tanto la entrada a la ciudad como a los templos es gratuita. Que no te quieran engañar de ninguna manera diciendo que hay que pagar una entrada que no es así. 

Durante la semana la ciudad tiene un estilo y un ritmo de vida un poco más de pueblo, tranquilo, pero a partir del viernes y el fin de semana la situación cambia 180 grados.  

Muchísima gente viene a la ciudad a pasar el fin de semana y a poder disfrutar de los distintos mercados nocturnos que podés encontrar en la ciudad.

Hay varios mercados nocturnos pero el más grande se da cerca de una de las puertas de entrada a la ciudad y tiene una extensión de casi 2 kilómetros.  

Un sábado a la noche o domingo, podes tardar más de una hora en recorrer el camino de punta a punta por la cantidad de gente que te vas a cruzar en el camino. 

Comida, vestimenta y todo lo que se te ocurra lo vas a poder encontrar en el mercado. Los precios que vas a encontrar son super económicos y mucho más baratos que en cualquier local. Podes tener una super cena de mercado por unos 4 dólares y vas a quedar como un rey.

Ya sabes si tenés ganas de pasar unos días o porque no unas semanas con una ciudad con ritmo de pueblo, pero con todos los servicios para estar online todo el tiempo y disfrutar la cultura local a precios locales que mejor que visitar Chiang Mai.

Gracias Anto Mutti por sumarte al viaje y por las geniales fotos que sacaste.

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

Deja un comentario