Un Cuento Chino en Zhujiajiao


zhujiajiao-16-001

Si dicen que los Argentinos somos agrandados es porque no conocen a los Chinos!!!!

Ellos dicen que tienen todo lo que puede existir en el mundo y mucho más. Y como si fuera poco además de tener todo lo más grande del mundo se atribuyen el tener una ciudad mejor que Venecia.

Durante los días que estuvimos en Shanghái queríamos confirmar si el mito era verdad o era un cuento chino. Así que un día salimos temprano, nos tomamos el colectivo y llegamos al pueblo de Zhujiajiao.

En el colectivo éramos los únicos extranjeros como casi siempre en todo el viaje y la gente nos empezaba a scanear de arriba a abajo para ver que hacíamos, como nos movíamos. Siempre me pregunto que pensaran al vernos y que se imaginaran.

Tan cerca de la enorme, moderna y caótica Shanghái este pueblito parece que anda en cámara lenta sino fuera por los vendedores que no dejan de volverte loco.

zhujiajiao-1-002 zhujiajiao-4-002 zhujiajiao-5-002

Llegamos al pueblo “moderno” y la intuición nos hizo caminar detrás de una pareja de extranjeros con una guía de viajes en la camino. Que iban a estar haciendo acá sino fuera por venir a ver lo mismo que nosotros. Así fue que después de unos 10 minutos llegamos a la entrada del pueblo “antiguo”.

Caminamos entre callecitas de adoquines que serpenteaban para todos lados, a ambos lados, los negocios no dejaban de vender sus pescados disecados, sus sopas y sus masas de arroz inflado.

Pero lo que queríamos ver, que eran los canales y los puentes que le dan fama mundial según los chinos, se hacía desear. Un par de puentes que tendrían unos 5 escalones de alto, un par de canales sucios con mucha basura, y tres o cuatro barcazas con los gondoleros versión china es todo lo que le da la fama al pueblo.

zhujiajiao-6-001 zhujiajiao-12-001 zhujiajiao-22-001
Más que llegar a Venecia parecía que estábamos en La Boca.

Nada que no se pueda ver en cualquier otro lugar, en cualquier otro pueblo que este dividido por canales y que tenga puentes para conectarlos.

Además un par de negocios de esos de fotografía donde podes vestirte con ropa antigua o tradicional para poder sacarte un par de fotos haciéndole creer al resto cuando la vea que estas dentro de la época de los reinos coreanos.

zhujiajiao-333-001zhujiajiao-15-001
Cuando empezamos este viaje, nos encontramos en Kuala Lumpur con una chica española que solo la vimos una noche pero a mí me dejo dando vuelta en la cabeza algo que dijo

“Si cuando estoy en España no voy a ir en un tour a ver una plantación de tomates, porque estando de viaje hare cosas que no me llaman la atención, solo por el hecho de decir, lo hice o fui a tal lado.
“Y tiene toda la razón”.

Hay veces que vamos a lugares o hacemos cosas porque nos dicen que hay que hacerlas, pero cuando estamos ahí realmente nos damos cuenta de que no tiene sentido hacerlo.

Eso es algo que poco a poco voy tratando de aplicar en la manera de viajar. No por el hecho de ir a un lugar hay que “comerse” todo e ir a todos lados.

Uno también puede estar en ese lugar pero estar disfrutándolo de otra manera.

DCIM101GOPRO

Acá por ejemplo si uno quiere puede comprar un ticket que te permite entrar a 15 atracciones dentro de la ciudad. Cuando empezamos a ver qué cosas era las que incluía para analizar si valía la pena el gasto, vimos que había cosas totalmente ridículas, como un museo de dinosaurios, que cuando pasamos por la puerta era unas “esculturas” de los bichos hechas con alambre. Otra de las atracciones era entrar a un museo pero justo, que casualidad, ese día estaba cerrado por reformas.

Esta de más decir que no lo compramos y recorrimos el pueblo como quisimos, el tiempo que quisimos y de la manera que quisimos. Y cuando nos aburrimos o sentimos

que ya no daba para más tiempo, volvimos a la estación, nos tomamos el colectivo, después el subte y estábamos de vuelta en Shanghái.

En definitiva, el mito que Zhujiajiao es la Venecia China, es un Cuento Chino.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

Deja un comentario