Reflexiones de domingo en Gyeongju


ancient-village-2

Reflexiones de domingo en Gyeongju

No sabíamos a donde ir después de Seúl, hasta que Maru me dice que le pasaron la data de un pueblo/ciudad en el sur de Corea que es como un museo a cielo abierto sin puertas. Le digo y como se llama? No se me dice, el nombre es difícil jajaja.

Hasta que llegamos a Gyeongju no sabía dónde estábamos viniendo. Confieso que esta no es la manera que más me gusta de ir a un lugar.

Soy de la idea que siempre tengo que buscar información, saber que hay para hacer, leer para tener una mínima idea de dónde vamos a ir.

Llegamos a la estación de micros y empezamos a caminar por la avenida principal y había unas cosas raras en el medio del campo que nos llamaban la atención.

daerungwon-ancient-tombs-2 daerungwon-ancient-tombs-1
A lo lejos algunas y otras más de cerca, podíamos ver como unas lomas de burro gigantes o una especie de nave espacial metida dentro del campo recubierta por pasto.

Seguimos caminando y encontramos un cartel que nos decía que estas son las famosas tumbas por la cual la ciudad es conocida.

Estas tumbas pertenecen en su mayoría a la realeza del reino Joseon que se mantuvo a flote por más de 500 años en la zona.

Cuando empezamos a caminar por la zona que esta más cerca de la ciudad se me vino a la cabeza la similitud con las excavaciones que pudimos ver hace unas semanas con Maru cuando estuvimos en China y vimos a los Guerreros de Terracota en Xi’an.

Turísticamente hablando mucho más que salir a recorrer estas zonas de excavaciones, visitar algunos templos y si te alejas un poco hace trekking no hay para hacer, pero nosotros elegimos quedarnos siete días para parar un poco y poder descansar del viaje.

cheomseongdae-observatory-2 daerungwon-ancient-tombs-3

Estamos aprovechando los días para poder volver a escribir en mi caso y tratar de estar al día con todo lo referido al blog y las redes sociales.

Hay días que no tenemos ganas de hacer nada, así que nos la pasamos mirando películas o leyendo en el caso de Maru.

También estamos preparando lo que será la última etapa de la vuelta al mundo por terrenos asiáticos ya que en unos días iremos a Busan y luego cruzaremos en ferry a Japón para empezar por ahora el último país del continente.

daerungwon-ancient-tombs-6
Hoy es domingo a la mañana y las ganas de comer unas medialunas con jugo de naranja y chocolatada que tengo son enormes.

Ya estamos en un punto del viaje que estamos cansados de comer siempre lo mismo. Basta de sopa de fideos, basta de arroz con pollo o cerdo, basta de comida recalentada en los microondas y de casas de comida rápida.

Aunque siempre nos salvan cuando no sabemos qué comer porque los menús de los lugares están escritos en el idioma local o la comida es muy picante estamos cansados y queremos comer algo enserio!!!!

Que rico y que bien que nos vendría una pizza, un plato de fideos con manteca o un asado!!!!

Sabemos que estas son quejas del viajero, que poco tienen que ver con las quejas que se puede llegar a tener si uno está viviendo en una ciudad, pero

dentro del estilo de vida que elegimos es de lo que nos podemos quejar. Aunque soy el número uno en las quejas y tengo una lista enorme de cosas que cambiaría de los lugares donde estuvimos.

Todavía nos quedan un par de días mas en Gyeongju (tengo que copiar y pegar el nombre de la ciudad porque no puedo escribirlo) en los que si tendremos ganas saldremos a conocer un poco más y si no nos quedaremos en nuestra habitación tirados en la cama leyendo, sentados en el piso escribiendo o quejándome de alguna cosa porque siempre hay algún motivo de queja.

Nos vamos para Busan a ver que nos espera la segunda ciudad más grande Corea del Sur.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

Deja un comentario