Milla 97 – De mendigos a millonarios en Koh Samui


Samui 1-001

Así como lo dice el título, estábamos pasando nuestros últimos días en Patong Beach y no sabíamos a donde seguir viaje.

Pero resulta que no sé cómo a Maru se le ocurre chequear si había algún alojamiento barato en airbnb y se encontró con la sorpresa que tenía 180 dólares para poder gastar y ni estaba enterada.

No pueden imaginar la alegría que le dio, estaba que no podía mas y de esta manera habíamos resuelto uno de los problemas que estábamos teniendo. Nos vamos a gastarlo en un lindo departamento-hotel en Koh Samui.

Llegamos casi a la tardecita a Koh Samui, después de haber salido a las 7 de la mañana de nuestro hotel en Phuket. Resulta que el taxista que nos vino a buscar no tenía la más mínima idea que nos tenía que llevar a la parada de las minibús para seguir viaje.

El amigo nos llevó directo al aeropuerto de Phuket y quería dejarnos ahí.

Calle 2-001
A todo esto a medida que nos íbamos alejando de Phuket ciudad veíamos los carteles que decían aeropuerto internacional cada vez más grandes.

Ahí empezó a tratar de explicarnos en Thai que se había equivocado o eso suponemos nosotros.

Maru que se puso nerviosa, porque estábamos parados en el medio de una estación de servicio abandonada cargando un celular en un local donde había gente durmiendo en el piso.

El señor se puso tan mal y se sintió tan culpable que en un momento se fue a comer dejándonos adentro del taxi escuchando una radio local que le trajo de regalo un agua a ella pero no a mí.

Maldito!!!

Después de pasar unas horas en un mal momento, de no poder hablar inglés porque no entendía y que se quede sin batería en el medio de una explicación, logramos que una combi que nos había ido a buscar al hotel pare en el medio de la ruta y nos lleve.

Esta combi después de media hora de viaje a eso de las 10 de la mañana paro y nos dijo que teníamos que almorzar!!! Como íbamos a almorzar a esa hora amigo. Llévame al ferry y déjate de hinchar.

Después de comer, todos contentos pensando que iríamos directo al puerto a tomar el ferry de las 4 de la tarde como nos habían dicho. Pero NO!!! Llegamos a una casilla a eso de la una del mediodía donde había un “restaurant” que por lo precios que tenía era un súper lujo pero obviamente era una porquería.

Allí nos retuvieron hasta las 3 de la tarde sin ningún motivo, bueno si el motivo era que teníamos que esperar a bla bla bla bla y nos llevaron al puerto a tomar el ferry. Lo más gracioso de esta situación es que éramos 7 personas los que estábamos esperando y nos llevaron en un micro de esos grandes de larga distancia. Cosas que solo pasan en Asia.

Pensábamos que hubiera sido mas rápido tomar un avión hasta Argentina para volver que este viaje.

Avion 1-001
Una vez arriba del ferry que tenía que salir a las 4, finalmente término saliendo 4.30 por que también tenía que esperar a un micro con más gente. Por suerte arriba del barco nos encontramos con Sharon que venía de Krabi y la hora y media de viaje se nos pasó rápido.

Parecía que no llegábamos más. Una vez si en la isla, otra vez, teníamos que tomar otra mini bus para que nos vaya dejando en cada uno de los hoteles de los que íbamos.

Al final llegamos como a las 7 de la tarde pero valió la pena.

Al llegar y hacer el check in, una empleada del edificio de departamentos, nos dijo que nos había hecho un upgrade de la habitación y que íbamos a tener una más grande de la que habíamos reservado. GOLAZO pensamos y más cuando nos aclaró por quinta vez que era todo FREE!!!!

Depto AirBnB 1-001 Depto AirBnB 4-001 Depto AirBnB 5-001
Entramos en el departamento y era un lujo. GIGANTE, una súper cama, un súper baño, cocina por si querías cocinar algo, heladera, balcón. Nos queríamos quedar a vivir ahí.

Depto AirBnB 6-001 Depto AirBnB 7-001
Y ni que hablar cuando vimos la súper pileta que nos estaba esperando para tirarnos a refrescarnos. Era Gigante y tenia una de esas super cascadas como en las películas.

Fueron 3 noches en las que estuvimos prácticamente solos en el lugar y que la pileta fue nuestra todo el tiempo.

También tenía un restaurante con precios por encima de lo que queríamos pagar y un gimnasio que entramos a ver pero no lo usamos :=)

Maru en la pileta 9-001

DCIM100GOPRO

Nico en la Pileta 5-001
Para saber cómo tener el crédito en Airbnb y tener un lugar como este hacen click en el link al post de Maru.

De la isla en sí, vimos poco y nada. Nosotros estuvimos parando en la zona de Chaweng que es la zona más cerca para luego tomar los ferrys que te llevan a Koh Tao y Koh Phangan.

Una de las mañanas fuimos a conocer la playa. Mucho viento, y casi que no hay lugar para poder dejar las cosas ya que son todas playas “privadas” de los hoteles o barcitos que se meten con las sombrillas y ocupan todo el lugar. Mucho no podemos decir ya que estuvimos una mañana y después nos quedamos disfrutando de la pileta.

Maru en la pileta 17-001 Nico PIleta 15-001 Vertical 6-001
Por la noche salíamos a comer al mercado nocturno que está al lado del shopping de chaweng.

Muchas cosas ricas, muchos precios baratos, la combinación perfecta.

Después caminábamos por una especie de BanglaRoad de Phuket o Walking St de Koh Lipe pero mucho más grande.

Justo en la fecha que estuvimos, coincidimos con una convención de tatuadores de toda Tailandia.

Increíble las cosas que vimos. Desde gente haciéndose los tatuajes con el bambú, hasta gente que estaba toda tatuada desde la cabeza hasta los tobillos.

Tatoo 9-001 Tatoo 8-001 Convencion 4-001
Algunos diseños estaban buenísimos y otros no tanto. En la combi de la muerte que hicimos todo el viaje veníamos con una pareja de Australianos que se vino directo de Melbourne exclusivamente para la convención y claramente estaban todos tatuados.

Convencion 2-001 Convencion 8-001
Fueron 3 días en los que sentimos como millonarios, 3 días en los que no nos alcanzó porque siempre se quiere un poco más de este estilo de vida de lujos jajaja.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

Deja un comentario