Milla 96 – Patong Beach, la zona roja rusa de Phuket


Bangla Walking St 6-001

Si no fuera porque estamos caminando en ojotas, short de baño y musculosa además de los 40 grados de calor que hacen por la noche podríamos pensar que estamos en el barrio rojo de Moscú.

La zona de Patong Beach en la isla de Phuket se caracteriza por ser la zona roja en la isla. Su calle principal es la BanglaRoad y a lo largo de sus cuadras, podemos llegar a encontrar de todo para todos los gustos.

Pero vayamos por partes, Patong Beach de día es una cosa y de noche otra.

Durante el día, la playa de Patong nos sorprendió de una manera positiva. Mucho había escuchado hablar y criticar a Maru sobre Phuket durante estos años. Ella había venido a Kata hace unos años y se quiso matar al encontrar que la playa no era lo que se imaginaba por ser una playa asiática. Vale aclarar que fue su primera playa en todo el viaje.

PatongBeach 5-001 Maru y Nico en PatongBeach-001

DCIM100GOPRO

Esta vez cambiamos de lugar y Patong nos recibió con una playa súper larga y ancha. La verdad que estaba bastante limpia por la cantidad de gente que había y el color del agua no era como el de Koh Lipe pero tampoco como el de Koh Lanta.

A lo largo de la playa había muchos lugares para alquilar motos acuáticas, subirse a la banana o porque no hace una especie de parasailing trucho que como mucho duraba uno o dos minutos en el aire y para peor ibas acompañado de un ayudante. En la costanera, hay varios puestos de comida y de masajes pero los precios están completamente por las nubes en comparación con lo que luego comeríamos.

Parasailing 1-001
Por suerte estábamos en un hotel justo enfrente de la playa así que salíamos a la calle, cruzábamos y en 2 minutos ya estábamos sobre la arena.

Por la tarde a eso de las seis, la gente se reúne para ver el atardecer que cae en el horizonte. Aunque nunca lo pudimos ver completamente despejado de nubes, las veces que fuimos lo vimos muy lindo.

Nico en el Atardecer 3-001 Nico y Maru viendo el sunset-001 Atardecer 5-001
Ya desde el primer día notábamos que la presencia de rusos y rusas en la playa y en toda la zona era una invasión. Eso se multiplicaba cuando llegaba la noche y el barrio se transformaba.


Al llegar la noche,
los carteles luminosos de neón se hacen presentes y empiezan a iluminar toda la zona. Caminando por BanglaRoad hay momentos en los que se cree que estas en horas de la tarde por la cantidad de luces que salen de los bares.

Bangla Walking St 2-001 Bangla Walking St 8-001
Es increíble la cantidad que hay y lo lleno que están. Es como si estuvieran divididos por países. Los de Australianos con los deportes y las apuestas a todo momento, con viejos que desde las 9 de la mañana están sentados tomando su cerveza con una tailandesa al lado. Los Escoceses con el rugby puesto en las pantallas gigantes y después tenes los “locales” con cualquier tipo de música en todo momento. Desde música electrónica hasta brasilero y lleno de turistas y chicas/os de la noche esperando por sus presas que caigan.

Bangla Walking St 9-001

También hay una especie de “Little Italy” con muchas pizzerías, pero con la particularidad que el que te hace las pizzas es más local que los noodles o el fried rice.

Caminando por la calle no menos de 20 veces te ofrecen ir a ver el Ping Pong Show, un show asqueroso y denigrante, pero lo más “gracioso” de la situación es que no me ofrecían a mí que sería lo más lógico por ser hombre, sino que el 99% de las veces era a Maru a quien se lo ofrecían.

También los carteles ofreciendo shots gratis o happy hours en cerveza.

Nico en BanglaRoad 1-001
Un poco más alejado del centro pero no tanto encontramos nuestro lugar favorito del barrio. El mercado nocturno. Todas las noches estuvimos firmes y sin faltar para comer bueno, rico y sobre todo barato.

El menú siempre cambiaba pero los precios nunca por encima de 50 bahts el plato. El mercado siempre estaba lleno de gente y había momentos que íbamos por pasillos que parecían un viernes a las 6 de la tarde cuando la gente quiere salir de la ciudad por el embotellamiento.

DCIM100GOPRO

Comida del mercado 14-001 Comida del mercado 12-001 Comida del mercado 7-001 Comida del mercado 3-001
Pasaban los días y el porqué de tantos rusos en la isla me seguía haciendo ruido en la cabeza hasta que me puse a investigar y encontré varios artículos que hablan al respecto.

Parece que hace unos años el presidente de Rusia, Putin vino a pasar unas vacaciones a Phuket y al quedar tan encantado por el lugar, al llegar a su país lo estuvo recomendando por lo tanto se dice que si venís de vacaciones al mismo lugar que el presidente sos un privilegiado.

Es tanta la influencia que tuvo que hay muchísimos locales en la calle que atienden en ruso, muchos carteles escritos en su idioma. Parece una mini Rusia por momentos el lugar.

BanglaRoad 3-001 BanglaRoad 5-001
También por el otro lado se dice que existe una gran mafia. Por la noche se ven muchísimos cabarets  con chicas que claramente no son tailandesas y según algunas notas que salen en el diario vienen de Rusia para “salvarse” pero tienen “problemas” cuando se quieren ir o hacer otro tipo de trabajo que no sea estar paradas o bailando en el caño.

Para los que buscan divertirse, tomar mucho alcohol Patong Beach es su lugar ideal pero aunque nosotros no hacemos nada de eso también nos llevamos un lindo recuerdo y claro que volveríamos a probar las cosas ricas que nos están esperando en su mercado nocturno.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

One Comment:

  1. Pingback: Milla 97 – De mendigos a millonarios en Koh Samui – Juntando Millas

Deja un comentario