Milla 91 – Keep calm and Pulau Kapas


Tarde nublada 5-001

El primer recuerdo que tengo cuando recuerdo Kapas es su tranquilidad.

Llegamos buscando esa sensación y la conseguimos al momento de bajar del bote y poner los dos pies dentro del agua.

Kapas es una de esas islas que uno quiere mantener en secreto y que nadie más sepa que existe así no pierde su magia. Es como cuando una mama al ver a un nene quiere que nunca sea grande.

Desde el costado (2)-001 hoja en el agua-001 Kapas Palmera-001
Bueno eso es lo que nos pasó con esta isla.

Llegamos y lo primero que hicimos fue buscar un lugar donde dormir. Después de unas horas y algunas confusiones finalmente estábamos instalados en un dormitorio que seria nuestra casa por 7 noches.

La onda de la isla es muy hippie. Imaginen la cara de Maru de felicidad al notar esto en el aire. Mucha paz, mucho olor a sahumerio, mucha musiquita de relajación y por el otro lado mi cara al enterarme que en la isla no hay Wifi. Reconozco que al principio me costó pero después como con todo uno se va acostumbrando y no la pase nada mal.

DCIM100GOPRO

Maru y Nico Parados 2-001 Maru sola 4-001

En los días que estuvimos en la playa, creo que batimos uno de los records mundiales de horas de snorkel en la isla. Varias horas por la mañana y otras tantas en la tarde nos sirvieron para mejorar (?) nuestras técnicas de snorkelismo jajaja. Que fácil que se hace todo con las patas de rana. Vimos muchísimos peces algunos muy coloridos muchos nemos y Maru encontró una raya gigante que estaba camuflada en el lecho del mar.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

Llegamos en los últimos días de las vacaciones escolares, estos malayos sí que tienen vacaciones, cada dos meses tienen un recreo! Por eso la isla estaba con bastante gente pero nada que digamos WOW es imposible estar acá. Durante la semana la isla quedo para nosotros prácticamente.

Hubo días que mirábamos para un lado y para el otro y estamos nosotros solos en toda la playa.

A diferencia de la isla de Tioman en Kapas no hay mucho por hacer de actividades. Es un lugar para estar tirado leyendo un libro, tomando sol o metido en el agua por horas y horas.

Tarde nublada 3-001 Nuestra playa-001 Nico solo-001 Maru sola 2-001
Acá conocimos a unos chicos alemanes Tom y Steffi que fueron nuestros primeros compañeros de viaje en esta segunda parte de la vuelta al mundo. Estuvimos casi todo el tiempo juntos hablando de viajes y de comida como deber ser.

Tom + Stefi + Maru y Nico-001

Desde la playa principal donde te dejan las lanchas que vienen del continente se puede ir caminando tanto para la izquierda como para la derecha.

Para la izquierda se va para la zona del muelle abandonado, en este lado de la isla el coral esta más alejado de la costa y es más fácil poder hacer snorkel sin tener la sensación de que en cualquier momento uno va a chocar y salir lastimado. Por eso también se ven peces más grandes y la profundidad del agua es aún mayor. Casi al final de este lado de la isla hay una escalera y un camino para llegar al otro lado de la isla donde dicen que están las mejores playas. Lo malo es que no esta muy señalizado y hablando con gente local nos dicen que es común que la gente se pierda y haya que ir a buscarlos.

Kapas Escaleras en la playa-001
Para la derecha se va caminando por las escaleras y uno puede elegir la playa que más le guste. Nosotros siempre nos quedábamos en la segunda que era la más ancha y donde haciendo snorkel podíamos ver lindos pescaditos. Dicen que desde la tercera playa se puede ir nadando hasta la isla que esta enfrente que son unos 800 metros pero del dicho al hecho hay mucho trecho no ?

En definitiva si uno quiere relajar, estar desconectado del mundo y aprovechar los días lindos de sol y el agua nada mejor que venirse a Pulau Kapas.

Eso si shhhh que quede en secreto entre nosotros!!!!

Datos:

Para llegar a la isla desde Kuala Terengganu que es desde nosotros fuimos hay que tomar un bus local en su estación de buses. Sale unos 2 ringits y te deja sobre la ruta en la localidad de Marang.

Desde allí hay que caminar para la derecha en dirección al muelle y comprar el pasaje. El pasaje a la isla tiene un valor de 30 ringits ida y vuelta. Atentos al momento de pagar el boleto ya que nosotros habíamos sacado este pasaje que es en Slow Boat y al momento de pagar nos querían cobrar el precio del Speed Boat que son 40 ringits. Uno piensa que habrá una gran diferencia de tiempo entre el lento y el rápido jajaja,  el lento tarda 5 minutos más que ir con el rápido.

Taxi Lancha-001 Lancha Ferry-001

Una vez que se llega a la isla hay que buscar el alojamiento si es que uno no lo reserva previamente.

Hay lugares para todos los presupuestos. Resorts de 800 dólares la noche. Algunos resort que están llenos de locales, indios y chinos y dos lugares que tienen el tipo de precio para mochileros. El valor de un bundalow sin aire acondicionado es de 60 o 70 ringits la noche y con aire 120. Queda en cada uno elegir la opción que más le conviene.  Nosotros al momento de llegar tuvimos la mala suerte que no había mas de este tipo de casa y recurrimos al dormitorio que por quedarnos 7 noches nos hicieron precio a 25 cada uno. Si no te piden un mínimo de 2 noches y sale 30.

El que quiere ahorrar aún más $$$ puede llevarse comida desde el continente. Agua, galletitas, fideos instantáneos son buenas opciones.  Los precios en los restaurantes para comer están un poco más caros que en otros lados en los que estuvimos, pero bueno, uno porque quiere cuidar el bolsillo y no gastar un poco más pero no es nada de otro mundo y hay varias opciones para elegir.

Nos vamos a meter al agua y seguimos desde la próxima isla.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

Deja un comentario