Milla 85 – Varados en Kota Kinabalu


CIMG0200

Lo que nos pasó con Kota Kinabalu fue algo raro. Estábamos con muchísimas ganas de llegar a Sabah para estar unos días en sus islas, poder tirarnos en las playas a tomar sol, estar en el agua, pero al llegar a la ciudad todo se nos dio vuelta.

Un poco por culpa nuestra que no nos terminamos de informar, notamos que los precios en esta parte de Borneo a diferencia con Kuching son completamente diferentes.

Ya desde el hospedaje, la comida, la vida diaria y ni que hablar si se quieren hacer alguna que otra actividad. Nos dimos cuenta que en KK si uno quiere hacer alguna salida por su cuenta sin contratar alguna excursión la va a tener complicada.

CIMG0106 CIMG0107
La ciudad en sí, no tiene mucho atractivo, lo que nos pareció raro ya que al ser la capital de la provincia nos imaginábamos otra cosa. Tiene su costanera desde donde llegan y salen los barcos que hacen la pesca diaria. Tiene un par de mercados nocturnos para ir a comer y un mercado de artesanías. También una calle principal donde están la mayoría de los negocios de la ciudad y dentro de esta misma calle en una sola cuadra están todos los hostels que podes encontrar que se acercan al presupuesto mochilero.

CIMG0108 CIMG0115CIMG0128 CIMG0143 CIMG0145 DSC_0004
Los días domingo desde las 6 de la mañana hasta cerca de las 2 de la tarde se arma un mercado callejero donde podes encontrar todo lo que se te ocurra. Comida rara, verduras, ropa, artículos de limpieza, tecnología, animales. Eso si cae una gota de lluvia y mágicamente los puestos empiezan a cerrarse y en un abrir y cerrar de ojos desaparecen.

Llegamos pensando que nos íbamos a quedar unos cinco seis días pero al final fueron casi veinte días en los que nos sentimos varados. Acá también tenemos toda la culpa ya que por comprar un pasaje con antelación y ahorrar unos dolares, la terminamos pasando no tan bien después de todo.

DSC_0020 DSC_0038
Una de las noches coincidimos con Claudia del blog Soloida y Jairo del blog MochilaNomada y los cuatro con Maru  nos fuimos a cenar a uno de los tantos mercados nocturnos.

Como para cortar con los días en KK y cambiar un poco el ambiente durante una semana nos fuimos al pueblo de Sandakan en la costa este de Sabah.

Fuimos a Sandakan con la idea de comer rico, en KK aunque parezca raro la comida no tiene sabor o fuimos nosotros a los que todo le encontrábamos el pelo al huevo y también viajamos con la idea de pasar un día en el Centro de Rehabilitación de Orangutanes en Sepilok. Un pueblito a unos kilómetros de Sandakan. Por suerte el día que fuimos los pudimos ver y nos tomamos revancha del intento fallido que habíamos tenido en Kuching con los orangutanes.

Yo me quedé sorprendido por lo parecido que son los monos a los seres humanos.

De vuelta en KK, nos días nos tomamos desde la costanera de la ciudad la lancha para ir a alguna de las playas que están enfrente de la ciudad.

En total son 5: Gaya, Sapi, Manukan, Mamutik y Zulung.

Gaya: Es una aldea sobre el agua, en la que vive muchísima gente que va y viene constantemente a la ciudad para comprar sus necesidades y trabajar. No tiene playas donde pasar el día.

CIMG0121 DSC_0167 DSC_0168

Manukan y Mamutik : son dos de las islas que quedan a unos 30 minutos en lancha desde la ciudad. No tienen un gran atractivo sus playas al encontrarse bastante sucias y venidas abajo en lo que se refiere a la infraestructura. Mucha basura y suciedad.

CIMG0131 CIMG0132
Zulung: a esta isla que es la más alejada no fuimos ya que si no van más de cuatro personas en el bote a la misma isla no te quieren llevar.

Sapi: es la isla más linda de todas las del archipiélago. Si bien en la época en la que estuvimos (Noviembre-Diciembre) estaba llena de tour de turistas chinos (me parece que están planeando una invasión mundial y no hay lugar en el mundo donde no te los cruces) si nos alejábamos un poco del muelle podíamos disfrutar de la tranquilidad.
El color del agua y de la arena es bastante hermoso. La temperatura del agua bastante bien también. Había muchos pececitos nadando alrededor nuestro así que con solo bajar la cabeza los podíamos ver.

CIMG0198 CIMG0199 CIMG0200 DSC_0025 DSC_0026 DSC_0034

DCIM100GOPRO

Sapi tiene un par de negocios que se dedican al alquiler de snorkel y escuelas de buceo. Además hay un par de puestos de comida que aunque son algo caros sirven para engañar al estómago un poco durante el día. Para los chinos o los que vengan en tour les preparan una especie de buffet por 45 ringgits en el que podes comer de todo todas las veces que quieras. Nos dieron unas ganas de hacernos pasar por chinos e ir con la bandejita, pero capaz (?) que se van a dar cuenta.

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

DCIM100GOPRO

Para ir y venir a las playas la lancha tiene un valor de 25 ringgit (saliendo desde la costanera, si se sale desde el muelle oficial tiene un valor de 30 ringgits) y sale desde las 10 de la mañana o cuando se llenan. Un día estuvimos desde las 9 de la mañana esperando que llegue gente para completar la lancha y finalmente nos fuimos cerca de las 11. Hay que coordinar el horario de vuelta con el lanchero. Además de estos 25, al llegar a la isla hay que pagar un impuesto de 10 ringgit al estar dentro de un parque nacional.

CIMG0140Otro dato importante y que sirve a la hora de ahorrar $$$ es que desde la ciudad de KK salen prácticamente cada 1 hora buses que van al aeropuerto por unos 5 ringgit. Muchísimo menos que el valor de un taxi.

DCIM100GOPRO

Después de esta aventura por KK le decimos adiós a la isla de Borneo para seguir recorriendo Malasia continental.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

Deja un comentario