Milla 82 – Gateando en Kuching


Grafiti en Kuching
Cruzamos el charco y llegamos a Kuching.

Dicen por ahí, en el ambiente de los mochileros, que lo mejor que te puede pasar es que la ruta te la vaya guiando el camino y no tener todo tan estructurado como si fuera algo muy formal.

Nuestra llegada a Borneo se dio de esa manera.

Estábamos terminando nuestros últimos días en Johor Bahru cuando empezamos a notar que durante los meses que van desde octubre a marzo en la costa este continental de Malasia es época de monzones y de lluvia y por culpa de esto no podíamos ir a las playas en ese momento. Teníamos dos opciones, la primera era seguir para el sur y cruzar a Singapur y la segunda alternativa era cruzar el charco del mar del sur de china y llegar a Borneo. Nos decidimos por ir a pasar poco más de un mes recorriendo toda la isla.

Cartel Kuching Estatua de Gatos en Bako
Para aquellos que no saben, la isla de Borneo esta dividida en 3 grandes grupos. Por un lado el Borneo Malayo con las provincias de Sabah y Sarawak. También está el Borneo Indonesio y por último el Sultanato de Brunei. 

Como punto de llegada y partida para salir a recorrer la isla elegimos empezar por el sur de la misma, es decir, por la provincia de Sarawak, y su capital Kuching.

Dos cosas fueron las que más nos llamaron la atención apenas llegamos a la ciudad. La primera fue que minutos antes de llegar se produjo un gran apagón en toda la ciudad salvándonos por unos minutos de no poder aterrizar ya que hasta el aeropuerto se había quedado sin luz y lo otro fue la cantidad de estatuas, de fuentes, de imágenes que hacen referencia a los gatos. Nos mirábamos con Maru y no lo podíamos creer.

Estatua de los Gatos Gatos en el parque Rotonda de Gatos
Con el paso de los días aprendimos que Kuching en idioma malayo quiere decir gatos. Por lo tanto, estábamos en la ciudad de los gatos jajaja. Remeras, llaveros, mochilas todo lo que se te ocurra tiene forma y quieren venderlo con la imagen de la ciudad. Eso si no vimos tantos en la calle como me lo imaginaba al ser SU ciudad.

Durante los 8 días que nos quedamos en Kuching hicimos lo que mejor sabemos hacer, además de comer, salir a recorrerla caminando de una punta a la otra miles de millones de veces, de adelante para atrás, de atrás para adelante.

Vista del rio en kuching
Salimos a caminar por su costanera. Fuimos cambiando de puestos de comida hasta que encontramos el más rico y el más barato de todos en los que comimos durante el viaje.

Vista del rio en kuching 2 Templo en Kuching
La ciudad, por ser la capital de una provincia, es muy chiquita, pero muy linda también. Mucha arquitectura, muchas construcciones, mucho espacios verdes, tiene un parque parecido al rosedal de Buenos Aires con un mini lago en el medio muy lindo.  Cruzando el rio hay varios edificios del gobierno y la residencia del gobernador de Sarawak.

Hace un tiempo, se podía ir a visitar pero ahora ya no.  Nos quedamos con las ganas de ir a probar la comida que podíamos ver que se estaba cocinando en ese lado del pueblo en un patio de comidas que sea la hora que sea del día que sea siempre estaba  lleno.

Al igual que en todos los pueblitos y grandes ciudades de Malasia en las que estuvimos, el grafiti como arte callejero se hace presente en muchos lados, siendo en algunos de los casos unas obras de arte pero muy muy muy lindas.

Grafiti en Kuching 2 Grafiti de kuching

Uno de los días en los que estuvimos en la ciudad, nos tomamos un colectivo local y fuimos a conocer el tan famoso Museo de los Gatos. La verdad es que íbamos con mucha esperanza de ver mucho más de lo que vimos. El museo en sí, está ubicado en lo más alto de una colina en la que hay que subir y la entrada al mismo es media difícil de encontrar ya que esta por dentro del estacionamiento del edificio de la municipalidad de la ciudad.

Pelo Suelto Museo de los Gatos Museo de los gatos adentro Maru entrada de los gatos Cartel museo de los gatos
La entrada es gratuita pero te cobran el uso de la cámara de fotos y de los celulares. La verdad que no vale la pena sacar ni una foto en su interior. La muestra por dentro va desde las diferentes tipos de razas de gatos que hay en Kuching hasta imágenes de Hollywood en la que aparezca un gato. Así de variado podemos encontrar una imagen del gato del padrino dentro del museo al lado de Hello Kitty y el medio el gato Garfield o Suertudo el de Alf.

Muchos mochileros están en la ciudad uno o dos días haciendo base para luego tomarse el bus + la lancha para ir a pasar unos días al Bako National Park. Un increíble parque natural en el que se pueden ver monos narigudos entre muchos animales. Ya les estaré contando un poco más dentro de poco.

Parque en kuching
El tiempo acá también lo usamos para sacar nuestra visa para el próximo destino del viaje que será Sorpresa 😉 .

Así entre días en los que nos quedamos trabajando en el hostel, días en los que hubo cambio de look y días en los que salimos a pasear fue pasando el tiempo en la capital de Sarawak.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

3 Comments:

  1. Pingback: Milla 83 – Monos, Chanchos y mas Monos en Bako National Park – Juntando Millas

  2. Pingback: Milla 84 – El mágico mundo de Brunei. – Juntando Millas

  3. Pingback: Milla 85 – Varados en Kota Kinabalu – Juntando Millas

Deja un comentario