Milla 44 – Nos fuimos para el sur – Caleta Olivia

DSC_0028
Y como quien no quería la cosa a 10 días de volver de nuestras vacaciones por el caribe, nos volvíamos a subir a un avión pero esta vez rumbo al sur del país.

El destino seria Caleta Olivia.

Resulta que en Caleta está viviendo desde hace unos años mi tío y que mejor oportunidad de ir a visitarlo en los días de semana santa y además conocer el esta región del país.

La verdad mucha idea de que hacer o que atractivos tiene la ciudad de Caleta mucho no sabíamos, pero cuando dijimos de hacer el viaje con Maru lo tomamos como ir a un destino totalmente diferentes del que veníamos y porque no sorprendernos a medida que fuéramos conociendo la ciudad.

Salimos temprano desde Aeroparque y en 2.20 horas estábamos en Comodoro Rivadavia en la provincia de Chubut. Acá nos estaba esperando mi tío y luego de 1 hora más de viaje llegar a Caleta Olivia en la provincia de Santa Cruz.

DSC_0073

Los caminos que íbamos viendo eran increíbles, de un lado veíamos el mar argentino y del otro lado las montañas.

La primera impresión que tuvimos al llegar a Caleta es la de un pueblo muy tranquilo, luego con el correr de los días lo confirmamos.

Dejamos nuestras cosas en la casa, y salimos a caminar para ir conociendo poco a poco las calles de la ciudad.

Aunque hayamos ido en Abril, el frio empezaba a hacerse notar, creo que no pasamos de los 5 grados en los 4 días que estuvimos. Nosotros al no estar acostumbrados a sentir tanto frío, parecíamos el muñeco de Michelin todos gordos emponchados, en cambio, los locales apenas si tenían un polar por encima de la camisa.
Al ir caminando por sus calles, notábamos lo anchas que son y la gran cantidad de vehículos que las transitan. Se dice que la gente por más que tenga que hacer 2 cuadras es capaz de sacar su auto con tal de no caminar.
Creemos que por esta característica además de no ser lugareños nos sentíamos mirados por toda persona que hayamos cruzado en el camino.

Queríamos ir a conocer la costanera y allí fuimos.

DSC_0006DSC_0007DSC_0005
DSC_0002

Caminamos como 1 hora por la costanera de la ciudad, el cielo estaba completamente celeste y a lo lejos se podían ver los barcos pesqueros esperando entrar a puerto y algunos en pleno trabajo de pesca.

Por la tarde fuimos unos 5 minutos alejados de la ciudad a una playa en la que pudimos ver una gran cantidad de lobos marinos reposando tranquilamente sobre la costa.

DSC_0071
Gran cantidad de ellos jugando entre sí, mordiéndose, saltando unos encima de otros, y por otro lado los más panchos durmiendo una siesta sin que nadie los molestara.

DSC_0026DSC_0038DSC_0034DSC_0040

Nos pudimos acercar bastante a ellos, siempre con el cuidado necesario para no terminar siendo parte de su merienda.

Al día siguiente seguimos conociendo más de la ciudad, nos metimos en el cementerio, en la terminal de ómnibus en la cual está comenzando a formarse un centro de atención al turista. Allí nos dieron importante información de la zona junto con mapas y todo material que nos sirve para conocer más donde estamos.

DSC_0098DSC_0115

En el centro de la ciudad está la estatua “Del Gorosito” – la cual es una estatua que se levantó en el centro de la ciudad de Caleta en honor a los trabajadores de la industria del petróleo. Cabe decir que la industria del petróleo y sus derivados es la principal fuente de trabajo en la zona. Como dato curioso podemos decir que la inauguración del “Gorosito” fue un tanto accidentada, ya que el día  13 de diciembre de 1969, solamente se inauguraron sus pantalones y 2 días después con unas 600 personas se terminó de poner el torso del operario.

DSC_0083DSC_0084DSC_0088

Para el fin de semana teníamos planeado dejar el mar, para ir a pasarlo a las montañas.

Desde Caleta cruzamos toda la provincia hasta llegar al pueblo de “Los Antiguos” – último pueblo de lado Argentino antes de cruzar la frontera con Chile.
DSC_0013DSC_0169DSC_0132

Los Antiguos en el mes de enero celebra la fiesta nacional de la cereza. Justo en el fin de semana que estuvimos nosotros además de una jineteada, se estaba llevando a cabo el encuentro provincial de Artesanos y el día domingo una competencia de mountain bike zonal.
El pueblo es muy chico en sí, tendrá unas 10 cuadras de largo por unas 5 de ancho.
Su principal atracción es que cuenta con el Lago Buenos Aires, el cual brilla por su extensión y el gran acompañamiento que hace al paisaje con la cordillera de los Andes de fondo.
DSC_0163DSC_0209DSC_0193

Aquí nos quedamos el sábado visitándolo y el día domingo por la mañana decidimos cruzar a chile hasta llegar al pueblo de chile chico.

La atención de las autoridades fronterizas chilenas fue un desastre en comparación con la nuestra.

Falta de información, mal trato, parecía que molestáramos y solo querían complicarnos las cosas. No me quiero imaginar lo que sería la atención en época con mucho movimiento en la zona, el tiempo que te hacen esperar sin sentido.

Chile Chico si era un pueblo fantasma sino fuera por el único supermercado abierto todo el pueblo parecía el de las películas del oeste en los EE.UU. que están vacíos.

DSC_0235DSC_0189

Sin mucho por hacer y sin un lugar para poder almorzar volvimos para el lado Argentino.

Aquí pudimos ver el final de la carrera de las bicis y la premiación. A eso de las 7 de la tarde ya estábamos de vuelta en caleta.

DSC_0242DSC_0265DSC_0271DSC_0258DSC_0293

El día lunes lo hicimos muy tranquilos, terminamos de armar nuestros bolsos y dimos una última vuelta por la ciudad, por el Gorosito y la costanera.

Nos llevamos una linda impresión de la ciudad. Muy diferente a lo que estamos acostumbrados a vivir, pero con la experiencia de haber pasado unos días en su ámbito, creemos que nos adaptamos lo mejor posible sin problemas.

Aunque no sea un destino muy “turístico” si me preguntan diría que vale la pena pasar unos días en Caleta para conocer un poco más de este sector del sur del país.

Sigamos Juntando-Millas!!!

Opt In Image
¡JUNTA MILLAS CONMIGO!
Ingresá tu mail y recibí todas las actualizaciones

- ¡Acompañame durante el viaje por Australia!

- ¡No te pierdas nada y enterate de las novedades al instante!

3 Comments:

  1. Hermoso chicos! amo a esos bichos!

    • Son increibles ! Nos quedamos un rato pero nos hubieramos quedado horas mirando que siempre ibamos a encontrarles algo nuevo.

      saludos chicos !

  2. Qué loco que hayan ido a Caleta, yo nací allí y viví hasta los 21 añitos 😛 Es todo tal cual lo describen. Una ciudad con movimiento de pueblo, hay más autos que gente y no se caminan ni dos cuadras (muchas veces por el viento). Sin duda, lo mas lindo de Caleta es el mar y el camino que la une a Comodoro es uno de los más lindos que conocí. El sonido del mar y del viento me acompañan siempre y me transportan a mi hogar… Gracias chicos por hacerme viajar por un instante

Deja un comentario