Buscando Novia en China


dsc_0302-001

Historia basada en hechos reales…


Hace no tantos años, un chico decidió irse a estudiar a Australia una vez terminado el colegio secundario.

En la ciudad de Melbourne, pudo terminar su carrera universitaria y hacer un posgrado.

Todo venia perfecto, pero había algo que no terminaba de cerrar en él.

Cada vez que salía con sus amigos o ellos le presentaban una chica para empezar una relación, por alguna razón que nadie sabía, él se negaba a continuar con la misma.

Investigando uno de sus amigos pudo encontrar que según la tradición China, son los padres los encargados de elegir quien será la mujer de su hijo o quien será el marido de sus hijas.

Esta tradición se remonta muchísimos años en la antigüedad.

Hoy en día nosotros lo pudimos comprobar caminando el fin de semana por la plaza del pueblo en la ciudad de Shanghái, pero esto se reproduce en todas las ciudades y plazas de todo el país.

dsc_0292-001

Cientos de padres se instalan desde temprano en la plaza, ofreciendo a sus hijos al mejor postor. Así tan cruel y feo que suena, pero es la verdad.

Se pueden ver paraguas donde está la oferta del día y si te quedas un rato observando se puede ver cómo van pasando los distintos “compradores”.

dsc_0287-001
Nosotros llegamos de casualidad. Caminando como siempre lo hacemos en las ciudades, llegamos al parque y justo en el centro del mismo, empezamos a ver mucha gente parada.

Con Maru pensábamos que eran personas que estaban haciendo fila para entrar a algún museo o estaban mirando como juegan a las cartas
sus amigos.

Poco a poco nos fuimos metiendo en este “mercado del amor” donde no entendíamos mucho, pero con el correr de los minutos fuimos descubriendo de que se trataba todo el asunto.

Muchos padres se tapaban la cara como sintiendo una especie de vergüenza no sé si por el hecho de estar buscándole el amor de la vida a su hijo o por no querer salir en las fotos. Algún que otro grito nos hizo entender que en ciertos lugares no éramos bien recibidos.

Pudimos ver muchas negociaciones que ojala hayan llegado a buen camino. El juego de la oferta y la demanda se hacía evidente en cada paso que hacíamos.

dsc_0291-001

Padres mostrando fotos de sus hijos en sus celulares por un lado y por el otro abriendo una carpeta donde se podían ver cada una de las características
de la otra parte.

Muchos números de teléfonos anotados con la esperanza que dentro de un tiempo se produzca el encuentro entre los jóvenes.

Entre todos los avisos que vimos encontramos que el 99% estaba escrito en chino y solo pudimos encontrar 1 solo que estaba escrito en inglés.

Pudimos ver que características son las que se buscan y cuáles son las que se ofrecen.

Nivel Educativo, Trabajo de los Padres, Salario Mensual, Historia Familiar, son algunos de los ítems que llegamos a notar en los carteles.

dsc_0299-001
También nos encontramos con una chica de unos veinti y picos de años que llego, abrió su paraguas, saco una hoja y empezó a escribir.

Imaginamos que  ella misma dejo su mensaje y se fue.

Me imagino viviendo esa situación y creo que elegiría quedarme soltero el resto de mi vida antes que mis papas vayan a buscarme novia.

Esa situación de ya tener una “cita a ciegas” sin saber nada de la otra persona y con toda la presión de los padres.

Es muy loco como se dan las cosas a la inversa que en la cultura occidental, donde somos los jóvenes los que nos conocemos primero y después si todo va bien, somos presentados a los padres de nuestra pareja para que luego se conozcan las familias de cada uno.

Ojala que muchas parejas que se forman en este mercado logren el resultado querido por sus padres que es que se casen y tengan hijos.

Pero también me pongo a pensar en que pasa con aquellos que no logran tener esa conexión o nunca pero nunca son elegidos.

¡JUNTA MILLAS!
Sumate a las novedades viajeras por mail

Deja un comentario